Los jamones de bellota 100% de raza ibérica vienen con una Brida negra: su progenitores son los dos 100% ibéricos. Se criaron en libertad y se alimentaron en la montanera a base de bellotas y hierbas durante los últimos 6 meses de vida.